SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Jueves 08 de febrero de 2018 
DIRECTOR DE ARTES ESCÉNICAS CON MOMARANDU.COM
“El show de comparsas correntino tiene muchos puntos en común con el Teatro de Revista”
(Por Facundo Sagardoy para momarandu.com) El Director de Artes Escénicas, de la Música y de las Artes Audiovisuales, Eduardo Sivori, anima, entrevistado por momarandu.com, a coreógrafos y profesionales de sonido y luces a desarrollar el carnaval con lenguajes artísticos inspirados en el uso de las tecnologías a disposición de las comparsas en su temporada de shows 2018, y destaca los orígenes del show en las propuestas de Dante Sena, el arq. José Ramírez y Godofredo San Martín



Notas relacionadas
Veinte embajadores visitarán Corrientes el fin de semana de carnaval
Bellas Artes: se inaugura muestra de trajes y diseños de carnaval
Otros títulos
Repleto el Nolo Alías en otro fin de semana de Carnaval
Feria de artesanías y gastronomía, un espacio para los emprendedores
Los Corsos Barriales eligieron a sus campeones
Arzobispo emérito lamenta carnavales en Cuaresma
Charla sobre comparsas y máscaras de carnaval
La Real Academia de Lenguas objeta aumento de caracteres en Twitter
Desde el miércoles pasado, cuatro comparsas, Arandú Beleza, Sapukay, Ará Berá y Copacabana, suben al escenario Osvaldo Sosa Cordero en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, todos los miércoles, para exhibir propuestas teatrales refinadas de las realizaciones que llevan renovadas al desfile que protagonizan todos los años en el Corsódromo de Corrientes, Nolo Alias.

En esta oportunidad, las propuestas resumen seis horas de show en vivo, distribuidas por reglamento en noventa minutos para cada una de ellas, entre los cuales se agregan segmentos de presentación que incrementan la extensión del espectáculo a casi ocho horas en total, desde las 21 horas del miércoles hasta las cinco horas de la mañana del día siguiente, jueves.

El espectáculo es la más grande y acabada propuesta carnestolera en el litoral argentino, comparable en dimensión e inspiración artística con los carnavales tradicionales de las regiones de Brasil. Para su desarrollo, es necesaria la intervención de casi un millar de artistas, divididos en agrupaciones, que se presentan continuamente, unos luego de otros, separados por cuadros, luego de duros meses de ensayo.

Pero como cada vez que su carnaval emerge desde el Sosa Cordero, este año, su síntesis sobre ese escenario halla otro momento de inspiración que renueva este arte con el encuentro de un espacio escénico envuelto de luces, sonido y pantallas gigantes de última generación. Este punto, como dice a este diario, el Director de Artes Escénicas, de la Música y de las Artes Audiovisuales, Eduardo Sivori, marca “un antes y un después” en el Carnaval de Corrientes.

Momarandu.com entrevistó al Director de Artes Escénicas del Instituto de Cultura de Corrientes, a quien para muchos en esta provincia se le debe el halago de “arista/funcionario” por resumir con sus observaciones una “mirada sagrada” en artes escénicas, cualidad cultivada por el ojo crítico con el que evalúa en detalle a cada una de las obras que Corrientes presenta en su histórico Teatro Vera, el más lujoso teatro en la región litoral.

Momarandu.com: Por decisión del gobernador y coordinación entre municipio de la capital y la Provincia, Corrientes vuelve a mostrar su show de comparsas ¿Qué desafíos propone este escenario a los bailarines que participan de la temporada 2018?
-Eduardo Sívori, Director de Artes Escénicas, de la Música y de las Artes Audiovisuales: Esta fue una decisión del gobernador muy acertada por cierto y emocionante porque esto significa hacer el rescate del show de comparsas que ya se había perdido. A nosotros, el Instituto de Cultura ahora nos permite motorizar apoyo y que consiste en vestir con mejor tecnología la infraestructura del Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola. En este caso con mejores técnicas de iluminación y técnicas de sonido. Todas estas técnicas muy especiales porque son las que tiene la Fiesta del Chamamé. También tiene escenografía virtual: pantallas de led, como tiene la Fiesta del Chamamé. Pero todo esto replanteado en función de lo que comunica este nuevo lenguaje del Carnaval. El Show de Carnaval tiene un lenguaje escénico absolutamente diferente que que es posible percibir en la Fiesta del Chamamé. Nuestros equipos técnicos pensaron en eso e hicieron ese replanteo. Y de eso surge este escenario. Un escenario dispuesto para el despliegue de arte que incrementó en alrededor 120 metros cuadrados. Una extensión puesta a disposición en momentos diferentes y adaptados a lo que propone el Teatro Musical. Puesta de luces y toda la técnica para permitir que esto se haga con el mayor brillo posible.

M: El público que conoce el Carnaval sabe que su presencia aquí se enfoca en detalles que se vuelven esenciales con el correr de las noches. ¿Qué cambios de calidad ve en esta edición del show de comparsas?
E.S.: Este año tenemos que prestar atención en la configuración del escenario. El escenario aumentó. Primero, en cantidad. Hay muchos metros cuadrados más que los que tenía el escenario habitual, alrededor de veinte metros lineales de escalinata, que es uno de los elementos esenciales del Teatro Musical, la Revista. Y en ello hay que destacar que, de alguna manera, el show de comparsas correntino tiene muchos puntos en común con el Teatro de Revista. Entonces, de alguna manera, se puso esa herramienta a disposición de los coreógrafos, para que pudieran realmente hacer un mejor despliegue. Y yo creo que eso marca un antes y un después en cuanto a los recursos escénicos que se ponen en favor y a favor de las comparsas. Y segundo, la escenografía virtual que viste y da un contexto que permite una mayor comprensión y un relato mejor de los distintos temas que se van desarrollando.

M: ¿Qué observa de particular sobre este salto de calidad en la extensión del canal sobre el que se desarrolla el lenguaje carnavalero? Nosotros notamos uno: la ruptura de la caja italiana. ¿Qué desafíos ve en ello?
E.S.: Yo creo que esto se va a vivir muy bien porque a mí, como espectador, me da más información, me da una mayor estética, tengo una estética envolvente en cuanto al relato coreográfico que plantean cada uno de los coreógrafos de la comparsas. El sonido y la iluminación, con mayor recurso, permite un desarrollo mucho más interesante de lo que está pasando en la escena y es una contribución muy grande. Esto también plantea un desafío nuevo para los coreógrafos. Hay que hacerse cargo de tantos metros cuadrados, de tantas luces, de tanta escenografía y demás. Me parece un hecho muy interesante, por donde se lo mire. El espectador recibe una vorágine de imágenes. Es casi apabullante estar sentado en la platea y ver todo esto que se viene encima. Pero eso es lo que sucede. Par los coreógrafos, los bailarines y demás es un gran desafío. De ahora en más va a ser otra historia.

M: La raíz mixta de la que emerge el género carnavalero cultivado en Corrientes también es folclore cuando indaga en géneros como el Chamamé pero su presentación en el Sosa Cordero lo vuelve, como usted dijo, al Teatro de Revista. ¿Cómo recomienda que el carnavalero debe vivir la tensión de este paulatino emparentamiento del Carnaval con otros géneros sean o no teatrales?
E.S.:Cuando empezaron los shows de comparsas, hace unos años atrás, con Dante Sena, con José Ramirez, con Godofredo San Martín, que fueron, un poco, los artífices del Carnaval que tenemos, siempre hubo un emparentamiento. Entonces, fue un emparentamiento en el show que se hacía frente al palco oficial. Aquello era una gran revista a escala urbana. Asi creo yo que este año estamos retomando ese origen. Pero este año potenciamos eso con recursos que hay hoy, que antes no había. Antes a eso lo suplían con muchísima dignidad, los que nos hacían ver un carnaval distinto con gran creatividad. Ahora los coreógrafos más jóvenes tienen más recursos que los de entonces. Yo veo esa posibilidad inmensa de usar intensamente el recurso. Por eso acá yo hablo del gran desafío del que hay que hacerse cargo. No hay que perderse esta oportunidad. De alguna manera acá se está haciendo historia y yo creo que todos tenemos que ser parte de esta historia.