SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Martes 13 de febrero de 2018 
MENOS SÍNTESIS MAS CONFUSIÓN

La Real Academia de Lenguas objeta aumento de caracteres en Twitter
Desde que la red social Twitter ha aumentado de 140 a 280 el número de caracteres permitidos en sus tuits las críticas, incluso desde la literatura, no han tardado en llegar


Otros títulos
Letras contra la discriminación
Kilómetro 11, el sitio incierto del nacimiento de un himno
Realizan mural en predio del Hogar Escuela
Campaña difunde la Fiesta Nacional del Chamamé y la postulación ante la Unesco
Se inauguró “Los 70” de Ricardo Nill en el Centro Cultural Nordeste
“Tanna” amor y reparto amateur que llegó al Oscar
Twitter es el principal exponente de las redes de microblogging. Este tipo de redes sociales se caracteriza por limitar los caracteres en los mensajes que publican sus usuarios. Hasta la fecha, Twitter había mantenido la limitación en los 140 caracteres. Sin embargo, los responsables de esta red han decidido incrementar a 280 el número de caracteres disponibles por mensaje.

Esta opción ha sido criticada desde muy distintos ámbitos. Así, desde el mundo de las letras, el escritor español Gonzalo Torné ha asegurado desde su cuenta de Twitter que en ninguno de sus tuits sobrepasará los 140 caracteres.

Por su parte, Stephen King ha criticado con malas palabras la decisión y en consonancia el español Agustín Fernández Mallo ha manifestado que “encuentro los 280 caracteres de un rococó y mal gusto insoportables. Mucho mejor los elegantes 140”.

Pero un dato que sorprende es que incluso la Real Academia Española de la Lengua se ha pronunciado sobre el asunto. En palabras de su coordinador de Ortografía, Salvador Gutiérrez, Twitter “antes tenía la capacidad de favorecer la síntesis y los mensajes se cifraban casi como titulares. Va a permitir una comunicación más amplia, sí, pero también va a limitar la capacidad de síntesis. Las frases serán más amplias y pesadas”.

Especialistas advierten que tener más espacio no significa que se digan ni más cosas ni mejores.

Otra consecuencia negativa de la ampliación de los caracteres en Twitter es la de los problemas políticos que ello puede generar. Así, diversos expertos consideran que a mayor longitud de los mensajes, mayores probabilidades que el lenguaje político patine o que las noticias falsas encuentren campo abonado para expandirse.

FUENTE FUBINBER