SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Lunes 07 de mayo de 2017 
Un pancho tibio y desabrido
( Por Jorge Eduardo Simonetti). La explicación más aceptada de esta parte del Apocalipsis, se basa en el contexto en el cual estaba situada la ciudad de Laodicea.- La misma se encontraba entre otras dos ciudades importantes, Colosas e Hierópolis.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Medias verdades, enteras mentiras
Elecciones provinciales
Ejercítese en aprender y así avivará la juventud en su vejez
A cien años de la gran revolución
Colosas estaba en un valle con arroyos de frías aguas, mientras de Hierópolis brotaban manantiales de aguas termales que llegaban a Laodicea.- Cuando el agua llegaba a Laodicea, ya estaba tibia y putrefacta, no servía para beber o refrescarse (como la de Colosas) ni para darse un buen baño (como la de Hierópolis).

Las aguas frescas revigorizan, las termales curan, las tibias no sirven para nada.- La traducción bíblica es que la iglesia de Laodicea no servía para nada, los cristianos laodicenses no influían para nada en la sociedad, ni daban fuerzas al espiritualmente cansado ni sanaban al espiritualmente enfermo, eran tan tibios como las aguas de la ciudad.-

Este versículo del Apocalipsis es plenamente aplicable a la intervención papal en el conflicto venezolano.- Por esas circunstancias de la casualidad, el apodo de Francisco es “Pancho”, un sándwich de salchicha que se sirve caliente (“hot dog” –perro caliente- en inglés); tibio resulta poco o nada apetecible.-

Los cristianos, desde sus albores, han atravesado períodos históricos complejos, desde la persecución en los albores, hasta las penurias más crueles en diversas épocas y países, incluso en la actualidad.- Pero las estructuras eclesiásticas que los representan, si bien tuvieron momentos de cruda lucha y persecución, también en ocasiones fueron titulares de un ominoso poder absoluto o fueron apéndices necesarios de ese poder.-

Debilidades humanas de lado, lo cierto es que el catolicismo como religión está inescindiblemente ligado a la suerte del menos fuerte, del más pobre, del perseguido, del no favorecido.- La iglesia como tal, tiene como misión sagrada en la tierra acompañar el sufrimiento de la parte débil de la cadena social, es lo que Cristo predicó, es su esencia, su razón de existir, independientemente que todos los hombres (sin importar su condición) merezcan ser salvados del pecado y redimidos de él.-

La cuestión en el hermano país de Venezuela se presenta lineal: de un lado un gobierno autoritario, que ha sumido a la nación en la peor crisis de su historia (política, económica, alimentaria, de derechos humanos), apoyado por la fuerza militar, paramilitar y un porcentaje menor de la población.- Por el otro, la mayoría de los venezolanos, que no tienen alimentos, son encarcelados por pensar distinto y muertos por protestar.-

Además de mandar a los dirigentes opositores a las mazmorras del régimen, terminar con todo vestigio de prensa independiente y violar los más elementales derechos cívicos y humanos de la población, el gobierno de Maduro se ha especializado en pergeñar verdaderos mamarrachos jurídicos para terminar con la república, liquidar la división de poderes y alejar la posibilidad de recambio por vía electoral.-

Hace poco tiempo fue la disolución de la Asamblea Nacional, dispuesta por el chavista Tribunal Supremo, que terminó en reversa ante el escándalo mundial.- Ahora es una insólita e insostenible instancia de reforma constitucional, convocada a través de un mecanismo no previsto por la propia Constitución Bolivariana, amañando un procedimiento que abroga la elección libre y universal, reemplazándola por un “invento” metajurídico de raíz fascista.-

Cuando las cosas no van bien, los autoritarios respondan con más autoritarismo, con represión y con inventos pseudo jurídicos que llegan al paroxismo de lo ridículo.- Lo que ha hecho Maduro, con su decreto de convocatoria, no sólo es un insulto a la inteligencia de su propio pueblo, sino un sonoro sopapo en la cara de los países civilizados, en especial de los latinoamericanos, que sólo atinan a mirar impávidos.-

Lo verdaderamente triste de esta historia no es ya la situación de los venezolanos, que sufren pero no abandonan la lucha.- Lo triste y patético está en la reacción internacional, especialmente la del Vaticano y la de nuestros países de la América del Sur.-

El propio Mauricio Macri, que a comienzos de su gestión denunció al régimen de Maduro por violación del status democrático, hoy se contonea en un posicionamiento ambiguo que se tradujo en la reunión y las coincidencias de la canciller Malcorra con el Papa Francisco.- Hablar de la salida negociada, como mención genérica de Perogrullo, no parece identificar un compromiso serio y decidido.-

En especial quiero referirme a la actuación papal, que intenta mediar entre el gobierno y la oposición, pero que tuvo una inicial frustración ante el incumplimiento del régimen bolivariano sobre acuerdos de la comisión de los cuatro presidentes.-

En esta segunda instancia de participación, en su visita a Egipto Francisco tuvo conceptos que produjeron verdadera indignación en la población del país caribeño.- Atribuyó la dificultades para avanzar en la negociación, a la existencia de una “oposición dividida”, olvidándose por completo la manera patética con que el gobierno gambetea la convocatoria y continúa con su política represiva y fraudulenta.-

“Los venezolanos estamos más unidos que nunca en torno a la demanda de un cambio político en el país y los factores de la MUD también lo están”, le respondió la Mesa de Unidad Democrática que reúne a todas las fuerzas opositoras del país.- La iglesia tiene como misión sagrada en la tierra, acompañar el sufrimiento de la parte débil de la cadena social

También la iglesia venezolana actúa de manera diferente a la de la más alta autoridad vaticana.- La Conferencia Episcopal venezolana, con la firma de los cardenales Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas y Baltazar Porras, arzobispo de Mérida, distribuyó un documento que plantea la validez de la desobediencia civil y de las marchas pacíficas contra el régimen.-

José Palmar, párroco pobre de Nuestra Señora de Guadaluple de Maracaibo hace 27 años, se mostró indignado ante la declaración de Francisco "Lamento mucho que el Papa haya emitido una opinión sobre la oposición venezolana, porque no conoce la realidad. Aquí hay dos elementos: la oposición política y la oposición ciudadana… que somos los que hemos puesto los muertos, los que hemos puesto los presos, los que hemos puesto el pecho a las bombas”.-

Salvo un tibio “llamamiento al Gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se eviten nuevas formas de violencia”, no se ha escuchado a Francisco una sola palabra de condena firme contra un régimen que encarcela a la oposición política, reprime las manifestaciones pacíficas, con más de 30 muertos, organiza fuerzas parapoliciales para que ataquen a su pueblo y promueve engendros jurídicos para mantenerse en el poder.-

Parecen dos iglesias, la venezolana que se pone al lado del más débil, y la vaticana que coloca en un mismo nivel al poder omnímodo de Maduro, ese asesino serial del idioma castellano.-

La mejor manera de no hacer nada es hacer algo inefectivo.- La tibieza de Francisco contrasta con la firmeza agresiva de Maduro y sus jugadas descabelladas.-

Rogamos para que las aguas del Vaticano no sigan tibias como las de Laodicea.