SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Jueves 12 de julio de 2017 
¿Anda John Reed entre nosotros?
(Por Arturo Zamudio Barrios) En una vieja película, Cantinflas soporta hasta el extremo su minimización como hombre, debido a la estrategia abogadil para probar su inocencia. Finalmente, harto ya de ello, el cómico mexicano pone al letrado en el banquillo y se defiende por sí mismo

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Publicidad oficial: ¿Quién tira la primera piedra?
En las trincheras y sin las cabezas parlantes
¿Dónde están Carla y las hijitas?
Sociedad Binaria
El salario de los miedos
Hoy, de modo parecido, abundan quienes se compadecen de los pobres venezolanos, y hasta sueña con ellos algún Jefe de la IV Flota, instalada en el Caribe y dispuesta, como hace unos días, a salir en apoyo de quienes tratan de arrancar al país de la locura revolucionaria sembrada allí por el bolivarismo.

De ahí, los esfuerzos de personajes de todo tipo, como Julio Borges, hombre de la CIA, y prudentemente refugiado en Florida, la Fiscal Ortega Díaz –acusada de violar una Carta Magna que debió defender-, y de algún otro, como el ya legendario amigo de Menem y de los peces de Paso de la Patria, ¡ah! y de las corporaciones del Gas español, Felipe González. Todos ellos quieren recuperar a la Tierra Firme, destinándola a los antiguos propietarios de la economía mono productora, cuyos dirigentes actuales se empeñan en diversificar –de hecho es atroz, anti económico y contrario al sentido común que el 80 por ciento de la venta externa sea ajena al petróleo-, y que para colmo se inscriba en un cambio radical de las cosas del mundo. Por supuesto, cada vez son –y somos- más los que pensamos que el estado agresivo de estos salvadores, cobra rápidamente criminalidad, y pierde sus rasgos políticos; las “pacíficas” manifestaciones del Chacao se han vuelto prácticas paramilitares, munidas del fascismo cerril que el viejo Durruti aconsejaba aplastar sin miramientos. Lo advertía el periodista mexicano Sierra, recientemente; lo señaló ya antes Atilio Borón y acaba de recordarlo el STJ, dando paso al juicio abierto de la Fiscal General: con semejante “oposición” es inútil reclamar el diálogo.

Porque, lo más alarmante para estos soñadores, reside en que el “bolivarismo” gana posiciones en todas partes. Cuando la OEA intentó agredirlo, reaccionaron a una los países caribeños, cuya unificación avanza a pasos agigantados, y le hicieron frente junto a gran parte de Sudamérica; México ha tenido que dar garrote a las organizaciones sociales, indignadas por la docilidad de “perro manso”, según la clasificación del presidente peruano, de su “representante” y la manifiesta connivencia con sujetos como Macri o Temer. Pero, además, en este momento, se mueven a su conjuro las viejas aspiraciones socialistas de Europa, que parecían adormecidas; “hoy más que nunca necesitamos de una nueva y mejorada URSS…”, escribían en “Rebelión”, días atrás, Rabilotta y Piqueras, mientras la vicegobernadora de Minnesota visitaba a Cuba para estudiar con Bruno Rodríguez un acuerdo de mutua colaboración. La movilización anticapitalista sacude a los G20, de Hamburgo, y 250 mil manifestación dejan a la “Polizei germana” con la lengua afuera. ¿Otra vez el preludio de los días que conmovieron al mundo, según el calificativo entusiasta de John Reed?

Yo… y todos nosotros, afirmaba Fernando Buen Abad, al recibir en Caracas el premio al mejor periodista, somos hijos del bolivarismo…mientras los terroristas de la Derecha arrojaban sobre algunos edificios del Gobierno Popular, un helicóptero robado, granadas de fabricación israelí y pistoleros…,naturalmente... de cosecha propia. Para esos “políticos”, esa “oposición”, de acuerdo al calificativo de Pedro Brieger, tras la pista del enloquecido “showman” que fue a pedir socorro a la Unión Europea para poder doblegar a la Revolución Bolivariana. Pero la solidaridad con ella crece y resuena en España. Grecia, Portugal, Australia… cuyos sindicatos ensalzan al “Presidente obrero”, mientras se habla de nuevo en Rusia y China acerca del destino del mundo.

Pues… la tormenta llamada “chavismo” cada día llama más a la acción a quienes dan por sabido que estamos sobre el dilema: “O Socialismo Siglo XXI… o Barbarie”, y el heroísmo del pueblo venezolano asombra… ¿O nada tuvo que ver su valentía, al enfrentar la “guarimba”, la mentira “mediática” y el crimen, tanto como a los traidores que exigen la intervención del Comando Sur, desde la gusanería de Miami aturdida por el anticapitalismo creciente, cuyas víctimas en el país de los suicidios –el porcentaje de jóvenes en tal trance se ha vuelto enorme en Estados Unidos- tienen que usar pañales en las fábricas, dado el despotismo patronal. Lo señalaba una joven maestra durante una movilización en el Conurbano bonaerense. “Luchamos para que el mundo sea otro….Un mundo socialista…” Y el heroísmo del pueblo venezolano, a pesar del fascismo reaparecido y la brutalidad de las “oposiciones”, resuena en todos lados, lanzando a diestra y siniestra las consignas de un gobierno popular, autónomo y democrático, tal y como lo ha empezado a instrumentar la primera Constituyente popular del continente. ¡No han transcurrido, entonces, en vano los cien años desde la Revolución de Octubre!