SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Sábado 09 de setiembre de 2017 
¿Y Santiago Maldonado?
(Por Darwy Berti) En el diario correntino “1588” del jueves 10 de agosto de este año 2017, nos encontramos con una pregunta que hasta hoy no tiene respuesta razonable

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Publicidad oficial: ¿Quién tira la primera piedra?
En las trincheras y sin las cabezas parlantes
¿Dónde están Carla y las hijitas?
Sociedad Binaria
El salario de los miedos
Una pregunta muy parecida a las 30.000 preguntas que nos venimos haciendo los argentinos desde los tiempos de Videla. La pregunta era: “¿Y Santiago Maldonado?” La pregunta nos hacía a todos los argentinos el escritor Nicolás Toledo.

Claro que algunos notables ensayaron algunas respuestas pero para nada razonables. ¿Lanata no respondió, por si acaso, que Santiago Maldonado andaba paseando por París? Patricia Bullrich se mostró menos delirante y respondió, según confesó la diputada Victoria Donda: “Por ahí a un gendarme se le fue la mano”. Hasta este momento no apareció un émulo de Videla para responder tautológicamente: “Santiago Maldonado no está, no está muerto, no está vivo, está desaparecido”.

Lo que hay que tener en cuenta es que minutos después de la multitudinaria manifestación de 250.000 personas reclamando la aparición con vida de Maldonado, la policía detuvo a decenas de personas que no estuvieron en esa protesta. Sin embargo se las acusó de atentar contra la autoridad y arrojar piedras y bombas molotovs. Durante su prisión la policía les preguntó (¿oficialmente?): -“¿Qué quieren, ser desaparecidos también?”. Si esa pregunta, que entraña una respuesta, no fuera terrorífica, se podría asegurar que la Argentina es PRO-surrealista. (Aclaremos que los que sí estuvieron en la manifestación y arrojaron bombas y piedras y tenían sus rostros cubiertos como cualquier asaltante en actividad, obviamente en ningún momento fueron detenidos por la policía).

El escritor Nicolás Toledo pinta al artesano Santiago Maldonado como un hippie (actualizando el término que había caído en el olvido), acentuando su pelo largo y su mal olor, etc., hasta hacerlo tan querible y tan prójimo o próximo como un hermano. Y nos explica lo que es hoy un hippie: “El hippie es lo que ve la vieja que mira TN en el artesano callejero, en el artista, en el activista. El hippie es la encarnación de todos los miedos de la sociedad meritócrata, vigilante que marcha a favor del neoliberalismo… ¿Se entiende, ahora, por qué no aparece Santiago Maldonado? ¿Se entiende cuál es la necesidad de eliminarlo, ya sea desde lo simbólico, ya desde lo fáctico? Chivoso. Tatuado. Zurdo. Activista igual grasa militante. Sindicalista. Opositor. Por eso necesitan volver a desaparecer cuerpos que puedan servir de barrera a su avance. El de ellos, el del gobierno de los CEOS y sus titiriteros”. Roland Barthes decía en 1976 que cuando uno dice “Argentina”, piensa: “Desaparecido”. ¿Vuelven a ser sinónimos? ¿Y Santiago Maldonado?