SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Jueves 23 de noviembre de 2017 
La Argentina masoquista
(Por Darwy Berti) Desde el 10 de diciembre de 2015 la Argentina está sufriendo una perversión social que le hace experimentar placer asociado con el dolor que le inflige –en este caso-, el macrismo más radical cada día

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Que veinte años no es nada
Ate y sus cachorros
Aquella lejana guerra decidida por infames desquiciados mentales
Se va Ricardo
La Argentina post factual
Esta complacencia en el dolor propio hace, por ejemplo, que el macrismo gane todas las elecciones entre los argentinos, incluyendo las de medio tiempo, logrando así el control parlamentario que se suma, así, al control del poder judicial y del poder mediático. La Argentina socialmente justa, económicamente libre, políticamente soberana ha cambiado (“Cambiemos” es la consigna), para convertirse en la Argentina socialmente injusta, económicamente dependiente y políticamente esclavizada. ¿Pruebas? Tomemos, por ejemplo, la desocupación: ¿hay algo más doloroso que te echen del trabajo?

La desocupación que el maldito kirchnerismo había hecho descender con su maldita política económica desde el 26 por ciento de desocupados al 6 por ciento, está volviendo ahora con la política económica macrista al 12 por ciento, en sólo dos años de gobierno. Esto hace calcular que al terminar su mandato Macri la desocupación volverá al 26 por ciento en la que la dejaron Menem y De la Rua y que hizo descender en una década maldita el maldito kirchnerismo.

¿Seguimos haciendo números de los dolores con los que el macrismo hace gozar a los argentinos macristas que han alcanzado al cincuenta y uno por ciento? Hablemos de deuda. Por ejemplo: el 14 de enero de 2005 la Argentina lanzó el canje de la deuda externa, en cesación de pagos desde diciembre de 2001. Néstor Kirchner estableció un lapso para aceptar la propuesta hasta el 25 de febrero y al concluir, un setenta y seis por ciento del monto total del capital e intereses adeudados fue reestructurado. La deuda externa que representaba el ciento sesenta y seis por ciento del producto bruto interno pasó a ser del cuarenta y uno por ciento. Frente al maldito plan de desendeudamiento K, la actual complacencia en el dolor propio de los argentinos macristas permitió también que, en sólo dos años Macri endeudara a la Argentina por cien años más, viva la alegría con globos amarillos…

Esta Argentina de hoy, la de Macri, ¿no se parece, acaso, a la famélica niña que apenas camina por inanición, y que está a punto de caer muerta de hambre, mientras le sigue los pasos, implacable, un buitre, para devorarla en cuanto caiga? Sí, un buitre como esos de la usura internacional (a algunos de los cuales Macri, en cuanto asumió, les pagó más de lo que pidieron); esos buitres como Paul Singer o el Fondo Monetario Internacional, etc.,… Sí, esta Argentina Masoquista se parece a la niña moribunda, que da sus últimos pasos, cuya foto publicó la UNESCO para ilustrar los efectos de la explotación del hombre por el hombre que mata de hambre a los niños del mundo. No sólo a los niños.