SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Martes 10 de marzo de 2018 
Joaquín Meabe, un filósofo en toda regla
(Por Antonio Hidalgo Pedraza) En las postrimerías de 2014 Facebook me facilitó la posibilidad de ir conociendo a Joaquín, quien se interesó por mi libro "El caballo de Troya de Descartes". Se lo remití pidiéndole que se tomase la libertad de juzgarlo críticamente sin complacencias

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teología de marketing
Francisco y la luz al final del túnel
Vuelve la contrainsurgencia en Guatemala
Es otro país
La olla de los magos
Foto: Joaquín Meabe, correntino

Desde entonces, salvando las distancias hemisféricas del vasto océano que nunca logró apartar a las gentes de pueblos fraternos, cultivamos la amistad, como es posible a amigos de la filosofía a través de las nuevas tecnologías, compartiendo nuestros intereses intelectuales y manteniéndonos informados sobre nuestras andanzas indagatorias a la vez que hablando de la vida. De lo divino y humano, sí, mas sin perder nunca de vista la ocasión de participarnos las circunstancias en las que se movían nuestras respectivas vidas.

Si en las reseñas biográficas de este pensador argentino figura su título de profesor, yo no se lo niego sino enfatizaré algo más importante que quienes le hayan tratado ratificarán: su carisma como maestro que con arte socrático y profunda humanidad atrae en torno a sí discípulos. Y eso que no he tenido la suerte de disfrutar de su trato directo y consuetudinario. Le conozco por el intercambio epistolar a la usanza de nuestros días; pero estoy persuadido de saber así lo suficiente de él como para afirmar que, al ir conociéndole, uno percibe que con su logos, con su verbo inteligente, Meabe contagia pathos vital que nunca deja indiferente: aguijonea provocando interrogantes, abriendo a la vista horizontes para el pensamiento y, siempre, amenizando la comunicación fluida que mana fresca llena de vida y hace entender no menos que gustar las historias en que se tiene que convertir todo lo que sea lúcidamente humano, desde los arcanos hasta nuestro tiempo presente, desde lo existencial hasta la concreta cotidianeidad.

Y es así poco a poco cómo uno va dándose cuenta de que Joaquín se amiga y te hace el honor de poder responderle con la misma moneda. Porque no puede ser de otro modo, cuando puedes esperar su diligente respuesta cada vez que te diriges a él y que te llega a sorprender por su generosa y atenta disposición; y, además, cuando te hace partícipe de una cultura profunda y una perspectiva luminosa que devela y desencubre verdades del mundo que estaban ahí, en la calle, en la vida, en la historia y los libros, pero que su mirada de filósofo e historiador sabe capturar y, además, tiene la excelencia de pedagogo capaz de conducirnos hasta puntos de vista desde los que el pensar se hace una actividad que bucea hasta las profundidades de las cosas para emerger ampliando nuestra visión de la realidad.


El autor de la nota, el español Antonio Hidalgo Pedraza

El 5 de octubre de 1995 el poeta argentino Oscar Portela dedicó un artículo en el "Diario" a Joaquín en el que le presentaba en toda su dimensión humanística, intelectual y, por qué no decirlo aunque sea evocando al viejo Aristóteles de quien tanto sabe mi amigo, "poiética". En efecto, porque con todos sus esfuerzos, su entrega y labor docente en su seminario de Filosofía de la Facultad de Derecho de la UNNE ( Corrientes, Argentina), mi amigo ha luchado sin intermitencias por "fecundar una nueva generación " para que "quizá, recoja el desafío de pensar, aquí y ahora". Y no creo que haya reconocimiento más valioso que le pudiese hacer un poeta de prestigio sino dando testimonio de esa pasión de la que tanto saben los amantes del verdadero arte: "(Joaquín) no busca el triunfo fácil ni oídos abiertos a la "page", no busca honores ni publicaciones ni premios. Casi como los cínicos sabe que lo que se enseña no tiene precio". Esto, que no es poco, es una de las facetas que admiró el poeta al poblador de un monte vecino, el filósofo.

Pero no quedó ahí su elogio. Era sólo una aproximación a Joaquín para abrirnos el paisaje de toda su obra: sus libros, sus traducciones al castellano de los grandes griegos y sus "disquisiciones filosóficas" en el diario "Época", y revelarnos finalmente el fondo de las cosas, su vocación, su arte y su elogiable finalidad: enseñar a pensar como pasión vitalísima por amor a su patria, a su pueblo, a la juventud argentina, con " su trabajo silencioso, callado y por ello para futuro" más posibilista en clave aristotélica que utópico en platónica, para la regeneración de un proyecto de República que sólo es posible si el pensamiento se va liberando del "adiestramiento técnico"y del "marketing privado y público" abriendo campo al pensamiento que no se afana "en transformar ni salvar el mundo, en la forma de expresarse de Heidegger, sino tan sólo preparar el terreno donde el peligro "puede también ser lo salvador"" . Y lúcidamente concluye Portela algo que es verdad no menos para el país de mi amigo que para toda nuestra Europa: "El peligro de no pensar, el peligro de creer que pensar es sólo amaestramiento técnico..."Sólo por esto ya me resultan dignos de atención todos los escritos de Joaquín E. Meabe.

Y no es sólo el poeta argentino quien aprecia la trayectoria de Meabe. También León Rozitchner, prestigioso filósofo argentino que se codeó con los grandes del estructuralismo francés, en una entrevista concedida a Héctor Pavón en la revista cultural del Grupo Clarín "Ñ", el 11 de agosto de 2007, dijo de él que era un verdadero "filósofo de exportación". Recojo aquí la mención a Joaquín Meabe hecha por este intelectual

" -¿Existe hoy en la Argentina una filosofía o un pensamiento que se entienda como crítico?
-Bueno, más que filósofos pienso que hay profesores de filosofía dedicados al estudio de historia de la filosofía y a la descripción de sus sistemas. Y hay un relativo espíritu crítico pero me parece muy poco como aporte. Creo que la filosofía se reduce solamente, o en gran parte, al saber que se elabora en la universidad, y que no trasciende mucho ese ámbito, salvo en algunas revistas. Podemos pensar en "El ojo mocho", en "Confines" o en "El Rodaballo". Esos son los ámbitos en los que se desarrolla la crítica filosófica. Pero hay jóvenes que prometen romper ese círculo.

-¿Es en estos grupos desperdigados donde funcionan hoy las usinas del pensamiento?
-Es un poco difícil hablar de usinas de pensamiento porque para eso tendría que haber una producción intensiva. Si no, no justifica la usina, no paga los gastos. La única que paga los gastos sería la facultad, que paga a los profesores por enseñar filosofía. Pero las usinas son ciertos grupos muy pequeños que se reúnen alrededor de revistas o núcleos de estudio, de amigos. Pienso en algún lugar en Córdoba, con Oscar Del Barco, Héctor Schmucler, que han formado escuela. En Corrientes hay un profesor internacionalmente conocido, un pensador crítico como es Joaquín Meabe, pero desconocido para el campo de la filosofía local y, sin embargo, muy reconocido afuera. Es un producto de exportación. Quizás el Congreso de Filosofía quiso ser un espacio en el cual esto pudiera integrarse, ¿no? " ( véase en: http://recuerdosdelpresente.blogspot.com.es/2011/09/palabras-de-leon-rozitchner.html)

Y certeramente lo declara Rozitchner, pues, por lo que yo sé Meabe ha pasado en dos ocasiones por España para impartir cursos de doctorado en la Universidad de León durante los años 1998 y 2007. También desde España salieron a la luz su "Justicia, derecho y fuerza: El pensamiento de Trasímaco acerca de la ley y la justicia" y la traducción directa de "Ética a Nicómaco", publicados ambos por la Editorial Tecnos.

Por tanto su obra en parte es fácilmente accesible para nosotros y estoy seguro que de altísimo interés no sólo para los de filosofía sino muy recomendable para los estudiantes, profesionales y docentes del derecho. (1)

Joaquín Meabe es jurista, filósofo en los grados de Doctor, historiador e investigador. Dirige el Instituto de Teoría general del Derecho ( UNNE) y es profesor titular de Filosofía del Derecho y de Introducción al Derecho en la Facultad de Derecho de la UNNE. Es autor de muchos libros, como:

Derecho y Filosofía Social en Rousseau ( Corrientes, 1993)

El Derecho y la Justicia del Más Fuerte (Corrientes, 1994)

Derecho, justicia y fuerza (Tecnos .Madrid, 2001 en coautoría con S. Rus Rufino)

Corrientes en 1855 (Corrientes, 2008)

Estudios sobre la Política de Aristóteles, volumen I (Corrientes, 2009)

Estudios sobre Tucídides, volumen I (Corrientes, 2009)

Materiales para una lectura de Cristianos y marxistas en el contrafuego de A. Zamudio Barrios (Corrientes, 2009)

Lecturas críticas del otro Kelsen (Corrientes, 2009)

La cara oculta del Derecho (Corrientes, 2009)

Introducción a Paideia de W. Jaeger. Una guía para el conocimiento de sus principales temas ( Corrientes,2012)

Artefactos y márgenes de la filosofía (Las Cuarenta, 2014)

Como traductor y editor publicó en España una nueva versión directa y anotada de la Ética a Nicómaco de Aristóteles juntamente con Salvador Rus Rufino ( Ed. Tecnos.Madrid, 2009)

Tiene más de 400 artículos en revistas y en publicaciones científicas y académicas.

(1) Puede encontrarse su " Derecho, justicia y fuerza" en la Casa del Libro: https://www.casadellibro.com/libros-ebooks/joaquin-e-meabe/33126 Addenda:

Dejo este enlace con una reseña sobre su Paideia de Jaeger http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1669-27212016000200006