SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Domingo 22 de abril de 2018 
Sr. Alfredo Leuco
(Por Roberto S. Vallejos). Por el respeto que me merece y convencido de su honestidad intelectual me permito hacerle llegar estas líneas. A Ud. lo comencé a tratar en la redacción de “Clarín” hace aproximadamente 28 años cuando yo era Secretario de Prensa de la D.C. y de los diputados nacionales Carlos Auyero, Augusto Conte y Alberto Aramouni

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La cleptoizquierda latinoamericana
El feminismo y un debate que comienza
La corrupción recorre el sistema político
Demandas de los delegados de Invico
Que nada empañe lo logrado
Lo veía como periodista ubicado más a la izquierda que nuestra posición política, hecho que no me molestaba, más bien temía que nos viera como integrantes de “la centro derecha”. Hoy lo veo obsesionado con una postura anti kirchnerista -que en general comparto- pero condescendiente con el gobierno macrista, el mismo que ejecuta el tradicional liberalismo económico que tanto daño ha ocasionado al país, como lo fueron Martínez de Hoz, Alsogaray, Cavallo, Menem…

De ninguna manera pienso que Ud. comulgue con ese pensamiento. Simplemente le quiero decir que es mi opinión que criticar solamente al kirchnerismo y no hacerlo también con lo que representa y ejecuta el gobierno de empresarios amigos del macrismo lleva es tener una postura parcial, la misma postura que busca el gobierno porque lo hace aparecer como la única salida política ante la corrupción y desmanejo del anterior gobierno.

Le confieso que en la última opción electoral presidencial voté por Macri. Lo digo con vergüenza porque conocía sus antecedentes. Lo hice con la esperanza de que no fuera tan reaccionario como lo está demostrando y que no tendría un gobierno compuesto mayoritariamente por empresarios corruptos o atrapados por la codicia y la insensibilidad social. Es más, estoy convencido que ninguno de ellos se jugó contra la última dictadura y que si tuviesen necesidad apelarían a la doctrina de seguridad nacional para gobernar con mayor impunidad.

No soy anti kirchnerista desde ahora. Ya en el año 2007, en el diario El Libertador de Corrientes dije que Néstor Kirchner y su equipo eran traidores a la Patria por el vaciamiento y la injusticia social que estaban produciendo. En cambio, hay anti kirchneristas por que no quieren tener competencias en el abuso del poder.

Un Cardenal católico guatemalteco decía en épocas de la guerra fría que había que desconfiar de muchos anticomunistas porque solo los llevaba defender sus privilegios. No buscaban el cambio que liberara a los pueblos sino asustar con el comunismo para que todo siguiera igual, es decir, usufructuando los privilegios de la clase dominante. Hoy la clase dominante está nucleada en el proyecto macrista, salvo honrosas excepciones.

Se puede decir que es cierto que todos nos movemos por razones de lucro personal pero también es cierto que ello es lícito hasta que surgen aspectos éticos de solidaridad, sin los cuales somos inhumanos. A los humanistas, creyentes o no, nos diferencia de los sistemas Liberal-capitalista porque precisamente pensamos y actuamos en función del Bien Común mientras que a ellos sólo lo hacen por el bien individual o sectorial.

Frente a la realidad, desesperanzas e injusticias actuales no es imposible que el horror político pasado vuelva a crecer electoralmente porque la mayoría son los desplazados, los pobres, los indigentes se sienten desamparados. Ya no es suficiente criticar a los corruptos del pasado.

Tampoco reemplazarlo con otro demonio, es necesario actuar con compromiso solidario, con sensibilidad ante el dolor de los más desprotegidos, promover hombres y mujeres humanizados en lo político, económico, social, judicial, claramente honestos e impregnados de sensibilidad social.

*ESQUINA (Ctes)