SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Viernes 05 de julio de 2018 
Tarambanismo político
(Por Silvia Fantozzi) El tarambana común y corriente no es inofensivo, es egoísta, temeroso, avaro, envidioso y especialmente esquizoide, esquizo quiere decir fragmentado, partido: disocia lo que dice de lo que hace, la experiencia pasada de la realidad, lo que ve objetivamente y experimenta con su cuerpo de lo que escucha o lee

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teología de marketing
Francisco y la luz al final del túnel
Vuelve la contrainsurgencia en Guatemala
Es otro país
La olla de los magos
Cree más en lo que edita, mastica y escupe otro que en sí mismo.

En algún momento el tarambana común muta y se convierte en tarambana político, un poco más esquizo, un poco más peligroso. Su desmemoria y su conveniencia se disfrazan con un barniz de altruismo e interés por el bienestar del país.

La mutación, que como toda mutación obedecería en gran parte a circunstancias azarosas, en este caso es artificial y dirigida. La mutación de laboratorio coloca a nuestro engreído ascendido a las esferas de la opinión trascendental que trata con la misma seriedad, los problemas de agua potable, inversiones internacionales, el derecho a dirimirse sobre el propio cuerpo que tenemos las mujeres y los delanteros de la selección. Armado de una serie de argumentos ofrecidos por la cultura del consumo de los que se apropia con la convicción ciega (literalmente no vidente) de que se le ocurrieron a él solito, repite con otras ranas en el pantano de la sequía espiritual y moral frases tales como “no va a robar porque tiene mucha plata” frase acuñada en Chile en 2009 en la candidatura de Piñera. Unos amigos chilenos nos decían: pero si tiene plata porque roba, pos. Hasta las frases se roban.

El proceso de mutación para formar una especie de ser (digo especie, porque un ser debe inexorablemente expresar algo personal, propio, y aquí no hay nada genuino) sigue ciertos procedimientos estándar:

1º Debe generar odio, lo que convierte a la larva en algo parecido a una mariposa justiciera, una ura caníbal. Aristóteles hace dos mil quinientos años, afirma que lo que se dice y como se dice es más importante que la realidad, decía que la mejor forma de manipular al montón es crear un enemigo común y que no hay nada que genere más rechazo que el enriquecimiento rápido. Ponemos la foto de los millones de alguien y seguimos.

2º Debe generar adhesión a una causa, sigue nuestro filósofo asesorando a la propaganda política, dice Aristóteles, que a las personas pusilánimes las une y les brinda sentimientos de poder y fortaleza la falsa solidaridad con otros en desgracia súbita: el asaltado (no el que se quedó sin empleo, un perdedor con lepra).

3º Por un proceso mental que, como dijimos varias veces, no es propio el mariposo recién nacido necesita un salvador, alguien que le propone una vida mejor y le cree, decide creerle porque

4º cree que merece más.

Este proceso se repite varias veces y se va aceitando la creencia de pertenecer a costa de la vida propia, pensar como los inversionistas lo convierte en águila, ni siquiera cuervo (los cuervos son más realistas).

Este espécimen extendido en el mundo y en la historia, no respeta latitudes ni tiempos produce y reproduce una forma de poder que atenta contra su propia descendencia, sus intereses, sus gustos en aras de sentir esa prima de placer insano, alienado.

Continuará…