SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Lunes 07 de enero de 2019 
Ocho semanas de chalecos franceses
( Por Alejandro Bovino Maciel).¿Cómo se lee políticamente este nuevo movimiento social que no expresa un punto específico en sus reclamos?, se preguntaba un panelista televisivo en Caén, una ciudad portuaria situada al norte, en la Normadía francesa.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La política en tiempo de crisis
Más vale ser cabeza de carpincho que cola de yaguareté
El peronismo liberal
El acuerdo criollo
La urna que devora las pretensiones políticas
Tal vez, postuló una catedrática que asistía al debate sobre los “Chalecos amarillos”, no estén cuestionando un gobierno sino un sistema. Priscila Ludosky, una de las activistas iniciadoras de la protesta que ya lleva ocho semanas marcando el calendario de los sábados franceses, manifestó que los reclamos que vienen planteando están lejos de haberse resuelto con las medidas tibias que anunció un Macron mucho menos altanero que durante los inicios del conflicto y que parece verse arrinconado. Anuló la suba de impuestos al combustible y promovió mejoras de salarios para todos aquellos ciudadanos cuyos ingresos estén por lo básico.

Ludosky afirma que han solicitado la instalación de RIC, esto es Referendos de Iniciativa Ciudadana que equivale a mecanismos de expresión mucho más directas por parte de la ciudadanía ante necesidades apremiantes. Por ejemplo, el gobierno anuncia una suba de impuestos y, tras la reunión de un número importante pero no estadístico de ciudadanos descontentos, el gobierno habilite una consulta inmediata para conocer la opinión de toda la población sobre ese punto. Esto dejaría fuera de juego a la Asamblea Nacional cuyos diputados se resignarían a mirar la pulseada entre el gobierno y la sociedad como quien observa un partido de tenis: sin tener la pelota en su campo de juego.

La democracia, al menos en este conflicto dejaría de ser la representativa republicana que pensaron los Iluministas. La representatividad es lo que están poniendo en duda, la dudosa teoría que reza que el pueblo gobierna por medio de representantes. Ese “por medio de” es lo que está en debate; una ciudadanía desencantada con los últimos 50 años de política se plantea seriamente si es verdad que a los diputados electos les importa de verdad el problemas de sus electores, o si solo los usan para abrirles la puerta de un cargo político que después usarán para ir subiendo las escaleras del poder y nada más.

El sábado 5 las protestas recrudecieron. Después del apaciguado último sábado del 2018 en el que parecía que todo volvía lentamente a la calma tras los anuncios de Macron, este nuevo sábado de 2019 se movilizaron 50.000 peronas en todo el país, según el Ministro del Interior Castaner. En París, Burdeos, Caén, y otras ciudades hubo además disturbios con barricadas, enfrentamientos con la policía, carros hidrantes y violencia. Saint Germain y Campos Elíseos fueron los dos epicentros de disturbios en París. Un grupo importante sigue cantando consignas con el pedido de dimisión del presidente Macron. Otros reivindican distintos derechos sociales y especialmente económicos, en un momento en el que toda Europa está atravesando una severa crisis social.

Así está el mundo en el que estamos.