SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Miércoles 07 de mayo de 2019 
El acuerdo criollo
(Por Alejandro Bovino Maciel).Resulta que Donald Trump envió un mensaje en las redes el domingo pasado anunciando (vaya a saber qué bicho le picó) que empezó la guerra comercial con China parte III y entonces los aranceles de importación para productos “made in China” pasarían a tributar el 25 % en lugar del 10 % que es lo que pagan ahora para ingresar en el mercado norteamericano.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La peronización del kirchnerismo
Para la pólémica
¿Hemos perdido Democracia con democracia interna?
La quinta pata del operativo Lafware
El Eco de una victoria inquietante
Esto, desde el finado ministro Turgot se llama proteccionismo. Cuando el kirchnerismo lo aplicó en nuestro país, era zafaduría para los economistas ultraliberales vernáculos. No cesaban de tirar piedras y amenazas anunciando el aislamiento económico y financiero de Argentina, la caída del PBI, la caída de las exportaciones y otras calamidades que finalmente no sucedieron. Ahora, cuando Trump toma medidas proteccionistas todos calladitos los niños cantores del coro ultraliberal: Melconian, Prat Gay, Redrado, el nunca bien ponderado Cavallo, Espert...

En cuanto al mensaje del compulsivo Trump nadie sabe a ciencia cierta si se trata de una amenaza (ya conocemos sus bravuconadas de compadrito norteño) ya que solo se trató de un twit y también vía pajarito ya había adelantado que México pagaría el muro que nunca se hizo, que deportaría de inmediato a todos los inmigrantes de países islámicos, que nunca se aplicó, y muchas otras “medidas” de gobierno virtuales que no pasan de las redes sociales y de sus broncas personales.

La respuesta en el mundo financiero no se hizo esperar. Sacudones en las bolsas, catalepsias, estertores. En Argentina el dólar, que sube por cualquier motivo ocasionando la caída del peso con cualquier excusa, trepó a 46,20 el mediodía de hoy lunes y el riesgo-país subió a 930 puntos. El presidente Macri llamó a una mesa de concertación a todo el cuadro político y clerical. Estos ejercicios de democracia suelen ser efectivos cuando son sinceros. Con una economía en franco retroceso, sin prácticamente ningún logro de gestión en cuatro años y hasta la señora Legrand diciéndoles que “está decepcionada” cuesta creer que la llamada al diálogo con la oposición tenga algún sesgo de honestidad. Sergio Massa rápidamente a diferenciarse del Acuerdo de 10 puntos alegando que “el gobierno no quiere corregir el rumbo, solo quiere que nos hagamos cargo de su fracaso” y en otra declaración agregó: “El país está atravesando una gravísima crisis por el fracaso de Macri. No fracasamos los argentinos; fracasaron él, su gobierno y sus políticas. Macri eligió un mal camino, un camino equivocado; y, pese a la innegable realidad, desoye a quienes intentan ayudarlo e insiste con las mismas recetas. Es un Gobierno terco, que repite una y otra vez: “no hay otro camino, es por acá”, pero nosotros sabemos que hay otra manera de hacer las cosas, que hay otras soluciones, que hay alternativa”.

La verdad es que el gobierno se manejó con soberbia y torpeza, una tras otra. La verdad es que desde 2015 le viene advirtiendo acerca de las consecuencias de sus políticas económicas, la verdad es que es un diálogo de sordos porque no han modificado rumbo ni hacia la derecha ni hacia la izquierda. Entonces, legítimamente se preguntará la oposición, ¿para qué quieren dialogar si no piensan escuchar? Ya lo dijo Massa (aunque no es santo de mi devoción) “solo quiere que nos hagamos cargo de su fracaso” es decir, quiere legitimar el error político, pero ya es tarde.

Por extraño que parezca las voces de Ocaña, Carrió y Stolbitzer proclives a cacarear como el dólar, por cualquier motivo nimio, están mudas. El peronismo no kirchnerista estará de capas caídas. Primero el gobierno los invitó a ellos a la ronda, después no llegó a entablar las conversaciones y ayer ya sumó a toda la oposición. La verdad, esto se parece al minué federal de los tiempos de Rosas: dos pasos adelante, tres para atrás

Es una pena que ahora el gobierno intente dialogar cuando ya nadie le cree.