SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Miércoles 09 de octubre de 2018 
PEDIDO SOLIDARIO
Dos familias viven hacinadas en una casilla del barrio Esperanza
Una madre solicitó donaciones para poder subsistir. Uno de sus niños sobrevive gracias a una traqueotomía y, en un año, se someterá a una operación de reconstrucción de mandíbula. No cuentan con baño y están ubicados a lado de dos criaderos de animales

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Científicos diseñan un nuevo prototipo de vacuna contra el parásito del Chagas
Se inician los recorridos gratuitos a las playas
Empresas de transporte en Corrientes reciben compensaciones por casi $32 millones
Piris y Flinta en actos de colación de guías y promotores turísticos
La Municipalidad tendrá transporte gratuito a las playas
Irma Romero tiene 24 años y tres hijos: una nena de 3 años, un chiquito de 6 años y el más grande, con capacidades especiales, de 8 años.

La joven es una correntina que emigró a Buenos Aires para tratar al mayor de sus niños en el Hospital Garrahan. Hace un mes volvió a su tierra y se instaló en un terreno del barrio Esperanza, en el suroeste de la ciudad.

El pequeño sufre una malformación en los pies y las manos. Además, desde nacimiento, posee una abertura en la tráquea que le permite respirar con normalidad. “Dentro de un año deben hacerle una operación de reconstrucción de mandíbula”, contó Irma.

A pesar de todas estas dificultades, el niño camina, ríe y disfruta de juegos con sus hermanos. Cuando el menor recibió el alta médica, Irma quedó sin trabajo y no pudo pagar más su alquiler y fue desalojada.

“Volvió con sus hijos con la expectativa de prosperar en su provincia, pero las cosas no fueron tan fáciles”, comentaron desde la delegación de la barriada. En Buenos Aires, la joven realizaba quehaceres domésticos para poder mantener a su familia y regresó con la esperanza de recibir ayuda de sus hermanos y parientes más cercanos.

La única que la aceptó fue Mabel, una amiga, que vive en un terreno ubicado cerca del camino principal del acceso a la zona. Ella también tiene criaturas por lo que tuvieron que acomodarse en el reducido espacio con el que cuentan. Ambas se encuentran sin trabajo.

Viven en casilla de chapas de cinc de unos 2 metros de ancho por 4 metros de largo. Allí, tienen una cocina, una heladera, un ropero y un ventilador de pie que les ayuda a pasar las calurosas tardes.

“Durante el último temporal se le mojaron todas sus cosas porque dormían en un colchón sobre el piso”, dijeron sus vecinos. “No estoy acostumbrada a pedir ayuda, pero la realidad es que nos encontramos en una pésima situación económica”, agregó Irma.

Una casa para vivir dignamente
El terreno se encuentra entre dos criaderos de cerdos y no cuenta con las condiciones de higiene necesarias para este tipo de casos. Un baño es indispensable, ya que el menor con capacidades especiales “debe hacer sus necesidades en un balde”.

“Nos gustaría agrandar la casilla y hacer algo para estar más cómodos ya que contamos con lo justo y necesario”, precisó Irma. Por ello, solicitó a “los que puedan colaborar” ladrillos, chapas y materiales de construcción. Incluso, ropas y mercaderías porque muchas veces “no tienen para comer”.

Quienes puedan acercar sus donaciones lo deben hacer a la delegación del barrio Esperanza, ubicada en la intersección de Calle 7 y Doctor Revidatti enfrente del complejo deportivo. O bien comunicarse a los números de celular 379-474-2869 o al 011-4472-2115.

Los tratamientos del niño enfermo continuarán en el hospital Pediátrico Juan Pablo II y luego se deberán trasladar a Buenos Aires para organizar la operación de mandíbula.

Para los cuidados diarios del niño necesitan gasas, y utensilios para curación y primeros auxilios. También, desearían contar con un carrito para movilizarlo con más facilidad ya que el pequeño camina con dificultad.

Por el momento, algunos vecinos acercan pequeñas donaciones a la familia. En tanto que para la disposición de una casilla ya comenzaron los trámites en el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia. “Hasta el momento solo se acercaron a sacar fotografías”, concluyeron.


Click para ingresar