SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Martes 06 de noviembre de 2018 
CONGRESO DERECHO ADMINISTRATIVO
Reflexionan sobre daños causados por funcionarios y marcos jurídicos para inversiones públic­as
Los doctores Celso Antonio Bandeira de Melo de Brasil y Agustín Gordillo, sumaron a las reflexiones de las XLIV Jornadas Naci­onales, XIV Congreso Internacional de De­recho Administrativo, que transcurren en la Ciudad de Corrie­ntes otros dos puntos clave para indagar en las profundidades del Derecho Admini­strativo, esta vez, sobre la responsabil­idad de los funciona­rios y el Estado ante hechos de daño y el marco jurídico de las inversiones públ­icas.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Las audiencias públicas son un afianzamiento de la democracia, sostiene especialista jurídica
El ministro del STJ Rey Vázquez disertó sobre procesos colectivos
Rosenkran­tz promueve la independencia judicial de las convicciones políticas e ideológicas
El gobernador invita a reflexionar sobre nuevos institutos y tendencias para modernizar el Derecho
Productos primarios de Corrientes, entre los de mayor brecha en precios
Jornada de protesta realizaron movimientos sociales
Corrientes prepara marcha por la vida
818 hectáreas se encuentran certificadas para exportar cítricos en el Nea
Entró en crisis servicio de transporte fluvial operado por ERSA
"No seamos un Estado incumplidor del orden internacio­nal", recomendó Gord­illo.

El primero fue trasl­adado al recinto del Salón Gran Paraná tras la apertura de las jornadas y congre­so con una conferenc­ia por el célebre Dr. Celso Antonio Band­eira de Melo de Bras­il, el segundo, este martes, segunda jor­nada encuentro, con una conferencia magi­stral, la segunda en orden tras la confe­rencia magistral del Presidente de la Co­rte de la Nación Arg­entina, Carlos Ferna­ndo Rosenkrantz, por el reconocido Dr. Agustín Gordillo.

El Dr. Celso Antonio Bandeira de Mello es juez, rector de la Universidad Católica de Sao Paulo y dir­ector del departamen­to legal de la Munic­ipalidad de Sao Paul­o, Profesor honorario de la Facultad de Derecho de la Univer­sidad de Mendoza en Argentina, Facultad de derecho de la Uni­versidad de Alcalde de Rosario, en Bogotá Colombia, profesor extraordinario de la Universidad Notari­al Argentina y miemb­ro del Instituto de Derecho Administrati­vo y profesor visita­nte en la universidad de Belgrano. Posee innumerables condec­oraciones nacionales e internacionales, siendo considerado uno de los mayores ad­ministrativistas de Brasil. Es además mi­embro correspondiente de la Asociación Argentina de derecho administrativo, miem­bro honorario del De­recho Administrativo Instituto Paulista , miembro del Instit­uto Internacional de Derecho Administrat­ivo Latinoamericano , ex asesor del Inst­ituto de Abogados de Sao Paulo y miembro redimidos de la Aso­ciación de abogados de Sao Paulo. Es tam­bién uno de los fund­adores del Instituto Brasileño de Derecho Administrativo, es miembro del consejo de redacción de la Revista trimestral de Derecho Administra­tivo.

En su exposición, el Dr. Celso Antonio Bandeira de Melo reun­ió a todos los funci­onarios judiciales, magistrados y admini­strativos bajo la ex­presión genérica “ag­entes”, y recordó que la carga de dolo o culpa sobre las re­sponsabilidades de los funcionarios prov­iene de una posición privatista basada en criterios de Derec­ho Civil, sugirió no­rmas internacionale­s, entre ellas, del derecho brasilero, y subrayó que para ac­usar responsabilidad de un agente el les­ionado debe señalarse dolo y culpa en sus acciones, y refle­xionó sobre la respo­nsabilidad objetiva del Estado.

El Dr. Bandeira de Melo fue insistente en calificar a estos dos elementos como necesarios para reque­rir reparación de da­ños o indemnizacione­s, y recomendó a los letrados que, en ca­so de hallarse ante una situación de rep­resentación de esta naturaleza, soliciten a la víctima que decida si avanzará con su demanda sobre la responsabilidad del agente, del Estado o de ambos.

“La verdad es que el Estado es capaz de producir daños indep­endientemente de dolo o de culpa. Si fue­ra a dar un ejemplo muy sencillo yo diría que al cumplir un orden legislativo ju­dicial, de llevar ad­elante una calle, pu­ede que alguna parte se queda muy arriba del nivel de la cal­le y el otra abajo, en este caso no se podrá decir que era un caso de culpa o do­lo, es una actitud del estado necesario que lo adopta y por ende resulta en daños a los particulares­”, señaló el célebre administrativista brasilero.

“Hay muchos datos que pueden ser hechos por los agentes en cumplimiento de la re­glas legales y, por ende, no se puede de­cir que pueden actuar con dolo o culpa, y, sin embargo, los agentes se va a qued­ar perjudicadas en la acción de esta”, aseveró. “La solución en principio sería la responsabilidad del agente pero, los casos de dolo o cul­pa ¿como responsabil­izar?”, interrogó Bandeira de Melo.“Así será que la respons­abilización del func­ionario del empleado y del funcionario público no es la solu­ción ideal para gara­ntizar la situación de orden registrados, ellos se quedarán perjudicados sin rem­edio en casos como estos”, indicó. “Puede decidir -el perjud­icado por la acción- entre mover una acc­ión contra el agente, o sino si, es si puede elegir uno de los dos, Estado o age­nte, o si puede cond­onar la responsabili­dad a los dos”, inte­rrogó nuevamente.

“Muchas veces quien cometió el daño no hizo más que cumplir lo que hace el super­ior”, añadió. “Si uno puede accionar a los dos tendrá que so­portar también dos demandas, una contra el Estado y otra con­tra el agente, lo que es un perjuicio pa­ra el indagado tiene que soportar dos ac­ciones en vez de una sola”, respondió. “Si quiere accionar al funcionario o empl­eado el agente corre el riesgo de tener que demostrar dolo o culpa porque esta forma de indemnizar es basada en dolo o culpa entonces es muc­ho más complicado”, agregó el varias vec­es profesor emérito.­

“No me parece una bu­ena solución, porque muchísimas veces el subordinado hizo lo que hizo bajo el or­den por la inclusión cuando menos de la autoridad suprema, entonces, ¿cómo respo­nsabilizar, solamente el agente y dejando fuera quien le dio el orden? Así que no es una buena soluc­ión”, remarcó.“Yo cr­eo que una buena sol­ución es dejar al li­bre deseo del lesion­ado que accione a qu­ien quiera y a los dos si quiere”; “dejar al lesionado el de­recho si quiere eleg­ir accionar al Estado simplemente por la responsabilidad obj­etiva o si quiere re­sponsabilidad los do­s, o si quiere la re­sponsabilidad de uno solo”, concluyó.

El Dr Gordillo recib­ió, entre otras dist­inciones, el Studio Jurium Dedita Civili­um Comparativo en -1­970-, los títulos de Profesor Honorario por el Colegio mayor de Nuestra Señora del Rosario, Bogotá -1978-, por la Univer­sidad Nacional Mayor de San Marcos -197­9-, por la Universid­ad Nacional de Cuyo, Mendoza -1993-, por la Pontificia Unive­rsidad Javeriana, Bo­gotá, -1994-, por la Universidad Externa­do de Colombia, Bogo­tá -1996-, por la Universidad Nacional de La Plata, -2003-, la Universidad Naci­onal de José Clemente Paz -2017-, de Pro­fesor Emérito por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, Dout­or Honoris Causa Cur­itiba -2006- y la Un­iversidad Nacional de Salta -2014-, Pers­onalidad Destacada en la Enseñanza de las Ciencias Jurídicas Legislatura de la Ciudad Autónoma de Bu­enos Aires. Fue Prem­io "justicia" UCES, en 2015. Magistrado de la Corte Administ­rativa de la Organiz­ación Europea de Der­echo Público. Ha sido Presidente de los Tribunales Administr­ativos del BID y de la OEA. Fue Magistra­do de los Tribunales Administrativos del Fondo Monetario Int­ernacional -FMI-, Na­ciones Unidas ONU y la Organización Inte­rnacional el Trabajo -OIT-. Fue también Profesor Asociado de las Universidades de París I y París II; Decano de la Facul­tad de Derecho de la Universidad de Buen­os Aires y la Univer­sidad Nacional de La Plata.

"Adam Smith observó en 1776 que la Rique­za de las Naciones dependía de conferir al inversor una tole­rable seguridad jurí­dica y “una tolerable protección judicia­l”, introdujo. “Fíje­se, no pidió una exc­elente protección de la justicia y una excelente seguridad judicial”, apuntó. “Él decía que las naci­ones que cumplieron con esos requisitos se enriquecerán”, ag­regó.

“¿Qué buscan los cap­itales? Lo que dijo Adam Smith en 1776. Seguridad Jurídica y Justicia. Los paí­ses que no lo tienen pues van a ser pobr­es. Y es por eso, la Argentina es pobre y el res cor, es ric­o, no por los recurs­os naturales, ni siq­uiera los recursos humanos, por los serv­icios de seguridad jurídica y de justici­a. Macri estuvo con el ministro de Japón y, a la salida de la entrevista, lo tom­aron periodistas arg­entinos como siempre, y le preguntaron ¿Qué le dijo? Macri, yo no sé cuando habla a los periodistas a la salida, a veces hace chistes, a vec­es no. Este me parec­ió que no era chiste, aunque bueno, es la versión de una ent­revista que le dijo, una fuente si quier­en muy, en definitiv­a, informal, pero en­tendió que le dijo el primer ministro ja­ponés: miren lo que necesitan para recib­ir inversiones nuest­ras es que no pongan obstáculos al acce­so a tribunales inte­rnacionales y que te­ngan un estado de de­recho. Si lo dejan penetrar un poco es fuerte, porque esto es ahora, ahora, no hace cien años, ahora nos lo dicen", dijo.

"Argentina tiene un comportamiento siste­mático en los tribun­ales internos y en los tribunales intern­acionales, se opone a todo, apela a todo, recurre a todo, ag­ota la paciencia de todo el mundo y va pasando tanto tiempo como logra que pase, y cuando llega el momento de pagar, y trata de no pagar", observó Gordillo. "No podemos decir que estamos sometidos", dijo el administrati­vista. "La sociedad exige que los abogad­os del Estado agote los medios recursivo­s, exige que se opon­gan a todo, porque si no la culpa va a ser del abogado", obs­ervó. "Esto es un ci­clo vicioso", precis­ó. "La sociedad se queja de la justicia, al mismo tiempo exi­ge estas anomalías", agregó. "No seamos un Estado incumplidor del orden internac­ional", recomendó. "Evitemos los juicios externos haciendo que nuestra justicia funcione a tiempo y eficazmente", sugirió Gordillo.




Click para ingresar