SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Miércoles 14 de mayo de 2019 
MARTIR DEL CORRENTINAZO
Homenaje a Juan José Cabral
( *).Recordamos y homenajeamos al estudiante Juan José Cabral, asesinado por las fuerzas policiales un 15 de mayo de 1969 en medio de las movilizaciones estudiantiles que dieron origen al Correntinazo.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Llamamientos a la unidad popular y en defensa de la educación pública en homenaje a J.J Cabral
Instituto Axioma invita a charlas sobre criminalística y criminología
Nación estima en $578 millones los subsidios al transporte transferidos a Corrientes en 2018
Detectan dos productos veterinarios no autorizados para comercialización y uso
Provincia avanza con Centro de Oncología “Anna Rocca de Bonatti”
Corrientes trabaja con INDEC y especialistas de UNNE en nuevas mediciones de vulnerabilidad social
Eran tiempos de la dictadura de Juan Carlos Ongania, autodenominada “Revolución Argentina”. Un golpe de Estado lo había instaurado en el poder y se manejaba como cualquier dictador militar de nuestra historia, generando hambre, entrega del país y represión. Con la Democracia negada y los partidos políticos proscriptos, el pueblo construía la alianza obrero-estudiantil como una nueva propuesta y herramienta de lucha.

Corrientes no estuvo al margen, los estudiantes apoyados por la CGT se largaron a las calles a defender la Universidad pública y gratuita, porque el intento de privatización del comedor universitario era sin dudas un primer paso para la eliminación de la gratuidad del sistema de formación superior.

Las marchas comenzaron el día 6 de mayo. El día 7 llegarían las ollas populares con respaldo de la CGT y la ciudadanía, y la consecuente represión en la cual un estudiante fue herido en la boca con bala de plomo. El día 13, en la Facultad de Humanidades de Resistencia, los estudiantes que sesionaban en el Aula Magna fueron atacados por la policía con gases, palos e insultos. Desde el Frente de Agrupaciones Estudiantiles en Lucha se llamaba a movilizarse contra la privatización de los comedores estudiantiles de Resistencia y Corrientes, “para que el dinero que el pueblo aportaba al mantenimiento de la Universidad no fuera usufructuado por una empresa privada”.

El 15 de mayo, todas las miradas se concentraron en la esquina de Salta y Carlos Pellegrini, a metros del rectorado de la Universidad. Los estudiantes se habían convocado para presionar una respuesta favorable y una comisión que los representaba pretendió entrevistarse con el Rector, Carlos Walker. Como única respuesta se desata la terrible represión que acabaría horas después con la vida de Juan José, a manos de la policía de la provincia.

La conmoción por este hecho llega a Goya. Se organizaron marchas de solidaridad en el centro de la ciudad por parte del estudiantado nucleado en el Instituto del Profesorado “José Manuel Estrada” y colegios secundarios, apoyadas por el Obispo Alberto Devoto, sus sacerdotes y también se publica una solicitada del Colegio de Abogados de Goya.

La barbarie policial que cobró la vida de Juan José Cabral fue repudiada en la provincia y en el país entero. Los hechos de Corrientes fueron un catalizador de las movilizaciones estudiantiles y obreras de Rosario y Córdoba, el Rosariazo y el Cordobazo, que van a provocar finalmente el reemplazo del dictador Ongania.

El asesinato de Juan José Cabral continua impune. Fueron señalados como responsables tres comisarios, conocidos en la conciencia popular correntina como las “tres M”, ya que sus apellidos eran Moreira, Munilla y Martínez. Varios testigos los identificaron, pero la justicia correntina, históricamente adicta al régimen, no avanzó en el esclarecimiento del asesinato ni en la condena de los responsables, cuestión que desde nuestra organización pensamos es una deuda pendiente que la sociedad tiene con la memoria de ese joven militante y su familia.

A 50 años del asesinato de Cabral y del Correntinazo, se hace indispensable reivindicar los principios por los cuales los jóvenes estudiantes y trabajadores de aquel tiempo ofrendaron sus esfuerzos y sus vidas. El actual gobierno nacional ha desmantelado no solo el aparato productivo y el empleo, sino que ha dañado seriamente a la educación pública, a la salud y al sistema jubilatorio. Para ello, acude al ejercicio de la violencia institucional que persigue, encarcela, mata y desaparece a los militantes sociales y opositores políticos.

(*)MEDEHS (Memoria, Derechos Humanos y Solidaridad)


Click para ingresar