SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad País Martes 12 de setiembre de 2017 
Grave situacion en la Pampa Humeda
El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías De Velazco, aseguró hoy que hay más de 8,5 millones de hectáreas afectadas por las inundaciones en la zona pampeana, y advirtió que la situación "es complicadísima".

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Causa Río Turbio: piden detención de Julio De Vido
Lesa Humanidad: prisión domiciliaria para Patti
Apartaron a Otranto de la causa Maldonado
No habrá marcha atrás para la reforma educativa
"Hasta la semana pasada, previo a las lluvias del fin de semana, estábamos hablando de 8 millones y medio de hectáreas afectadas. Las precipitaciones agravaron la situación, que de por sí era complicadísima, llovió en casi toda la provincia de Buenos Aires", afirmó el dirigente rural en declaraciones radiales.

Este fenómeno complica al sector agropecuario y, por ende, todas las localidades del interior, que padecen desde hace años un déficit de infraestructura hídrica. Según datos oficiales, hubo acumulados de agua caída de entre 30 y más de 100 milímetros, dependiendo la zona.

En este sentido, De Velazco explicó que la causa principal del problema es la falta de obras "de los últimos 40 o 50 años, lo que excede a que sea un problema de cualquier signo político".

"Las napas están muy arriba y los suelos no absorben más agua. Toda precipitación que se produzca la única manera de evacuarla es vía evaporación o dirigir el agua a zonas más bajas", explicó.

Sin embargo, para el director del Instituto de Suelos del INTA, Miguel Ángel Taboada, el problema que atraviesa la provincia de Buenos Aires no es de lluvias, sino de suelos. "Hubo años en que llovió lo mismo o más, como el 2001, y no tenías media provincia inundada", dijo en declaraciones a la prensa.

Pérdidas millonarias en agricultura y ganadería Pérdidas millonarias en agricultura y ganadería "Lo que sucedió en los últimos 25 años fue que desaparecieron 8 millones de hectáreas de pasturas y 5 millones de hectáreas de bosque, que consumían muchísima agua por año", explicó. Y añadió: "Esas 13 millones de hectáreas fueron destinadas principalmente al monocultivo de soja, que no tiene nada de malo en sí como cultivo, que consume la mitad o menos de agua y hace que el suelo tenga menos absorción".

Pero De Velazco minimizó el efecto que tiene sobre los suelos la siembra de soja, aunque admitió que "volcar más hectáreas a la ganadería es una de las tantas medidas que se pueden tomar para bajar la altura de las napas freáticas".

Según el último relevamiento realizado por Pablo Ginestet, miembro de la CD de esa entidad, la zona afectada es "prácticamente toda la cuenca del Río Salado, desde la desembocadura en la bahía Samborombón extendiéndose hasta zonas de La Pampa y sur de Córdoba, pasando por todo el oeste de Buenos Aires".

Las inundaciones en la pampa húmeda afectan casi un tercio de la producción agropecuaria: concretamente, el 25% de la agricultura y el 34% del rodeo vacuno del país.


Click para ingresar