SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Mundo Miércoles 04 de diciembre de 2018 
77 MILLONES ARROJAN POSITIVO A LAS PRUEBAS
1,8 millones se infectaron con el VIH en 2017
9,4 millones de personas que viven con el VIH pero lo desconocen; 8,1 millones de personas con el VIH en tratamiento accedían a pruebas de carga viral en 2016, son algunos de los datos que deja Naciones Unidas después del Día Mundial del Sida 2018.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los derechos humanos son universales y eternos
45 mil fieles saludan al Papa en el segundo Adviento
Francia: más de 700 detenidos e incidentes en nueva protesta de chalecos amarillos
París: Torre Eiel, la Ópera, Arco del Triunfo y otros cerrarán por las protestas
El mundo de hoy es más rico, pero más desigual que nunca
En todo el mundo, 37 millones de personas viven con el VIH, la cifra más alta hasta el momento, aunque una cuarta parte desconoce que lo tienen el virus, señala la organización internacional.

Desde 1988, se han hecho importantes progresos en la respuesta al sida y, a día de hoy, tres de cada cuatro personas que viven con el VIH conocen su estado serológico. No obstante, y tal y como muestra el último informe de ONUSIDA, aún queda mucho camino que recorrer, y dicho camino pasa por llegar a las personas que viven con el VIH y desconocen su estado y para garantizar que tengan acceso a servicios de asistencia y prevención de calidad.

Las pruebas del VIH son esenciales para ampliar el tratamiento y asegurarles a las personas que viven con el VIH la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas. También es fundamental alcanzar los objetivos 90-90-90 y empoderar a las personas para que tengan capacidad de decisión en relación a la prevención del VIH, de modo que puedan protegerse a sí mismos y a sus seres queridos.

Desafortunadamente, numerosos obstáculos siguen dificultando las pruebas del VIH: el estigma y la discriminación disuaden a las personas de realizarse las pruebas, el acceso a las pruebas confidenciales sigue siendo problemático y muchas personas siguen realizándoselas únicamente tras haber enfermado y padecer los síntomas.

El Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se celebra en todo el mundo el 1 de diciembre de cada año. Se ha convertido en uno de los días intenacionales de la salud más reconocidos y en una oportunidad clave para crear conciencia, recordar a aquellos que han fallecido, y celebrar las victorias como el acceso a servicios de prevención y tratamiento.

ONUSIDA ha liderado la campaña por el Día Mundial del SIDA desde su lanzamiento en 2004. A partir de 2004, el Comité directivo mundial encargado de la Campaña Mundial contra el SIDA empezó a seleccionar temas para el Día Mundial de la lucha contra el SIDA, en consulta con la sociedad civil, así como los organismos y agencias que participan en la lucha contra el SIDA.

Los temas tienen una duración de uno a dos años y no solo se usan para el Día Mundial del SIDA. Los mensajes de las campañas como «Detén el SIDA. Mantén la promesa», se han usado durante el año para que los gobiernos rindan cuentas sobre sus compromisos relacionados con el VIH y el SIDA.

"Treinta años después del primer Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la respuesta al VIH se encuentra ante una encrucijada. El camino que escojamos definirá el curso de la epidemia: ¿pondremos fin al sida de aquí a 2030 o tendrán que seguir las generaciones futuras soportando la carga de esta devastadora enfermedad?", interrogó en esta oportunidad el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres.

"Son más de 77 millones las personas que han resultado infectadas por el VIH, y más de 35 millones las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida. Se han hecho progresos enormes en cuanto al diagnóstico y el tratamiento, y gracias a los esfuerzos de prevención se han evitado millones de nuevas infecciones", recordó.

"No obstante, el ritmo del avance no es acorde con la ambición mundial. El número de infecciones por el VIH no disminuye con suficiente rapidez. Algunas regiones se están quedando rezagadas, y los recursos financieros son insuficientes. El estigma y la discriminación siguen impidiendo que se avance, especialmente en los grupos de población clave —como los hombres gais y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las trabajadoras y trabajadores sexuales, las personas transgénero, las personas que se inyectan drogas, las reclusas y reclusos y las personas migrantes— y las mujeres jóvenes y las adolescentes", reflexionó.

"Además, una de cada cuatro personas que viven con el VIH no saben que tienen el virus, lo que les impide tomar decisiones informadas sobre prevención, tratamiento y otros servicios de atención y apoyo", dijo.

"Todavía queda tiempo para generalizar la realización de las pruebas del VIH, para posibilitar el acceso de un mayor número de personas al tratamiento, para destinar más recursos a la prevención de nuevas infecciones, y para acabar con el estigma. En este momento tan crítico, debemos tomar el camino correcto", alentó Guterres.

"Este año se celebra el 30º aniversario del primer Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Treinta años de activismo y solidaridad bajo la bandera del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Treinta años en defensa del acceso universal a los servicios vitales para tratar y prevenir el VIH. No obstante, 30 años después, todavía no hemos acabado con el sida. Aún queda mucho por hacer", animó, por su parte, el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

"El Día Mundial de la Lucha contra el Sida es un día para recordar a los millones de personas que han perdido la vida debido a enfermedades relacionadas con el sida, muchas de las cuales murieron porque no tenían acceso a los servicios relativos al VIH, por el estigma, la discriminación o la criminalización de los grupos de población clave", subrayó.

"En este Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lucha por que las personas conozcan su estado serológico respecto del VIH y su carga vírica. En 2017, 9,4 millones de personas no estaban al tanto de que vivían con una enfermedad potencialmente mortal, pero tratable. Si las personas no conocen su estado serológico respecto del VIH, aquellas que viven con el VIH no pueden empezar el tratamiento y aquellas que son seronegativas no pueden adquirir los conocimientos y las habilidades que necesitan para seguir en ese camino. Si las personas no conocen su estado serológico, no pueden protegerse a ellos mismos, ni a sus familias o parejas. Si las personas que viven con el VIH no conocen su carga vírica, no estarán seguras de si el tratamiento es efectivo, protege su salud y detiene la transmisión del VIH", afirmó Sidibé.

"Vivan la vida de forma positiva. Conozcan su estado serológico respecto del VIH", alentó.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lidera e inspira al mundo para hacer realidad su meta global de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. ONUSIDA aúna los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, UNODC, ONU Mujeres, OIT, UNESCO, OMS y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados mundiales y nacionales para poner fin a la epidemia de sida para el 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.




Click para ingresar