SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Universidad Corrientes Sábado 02 de junio de 2018 
ÁREAS PROTEGIDAS
Reptiles: relevaron eficiencia de las reservas naturales privadas
Se realizó una comparación de la eficiencia de áreas protegidas privadas y públicas en la conservación de la diversidad de reptiles, y se observó la relevancia de las reservas privadas para complementar los objetivos de conservación de las áreas protegidas públicas

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Plan de ahorro energético en la UNNE
Especialistas reflexionaron sobre el Genocidio indígena
Avanza proyecto para desarrollo de la bioeconomía del norte argentino
“UNNE en el Medio” trabaja con 183 organizaciones de 60 localidades
Profesionales universitarios del NEA reunidos en Corrientes
Esta comparación se realizó bajo el marco de una investigación que se desarrolla en la UNNE sobre conservación a gran escala que abarca todo el centro-norte de Argentina.

La pérdida acelerada de biodiversidad es una de las principales crisis ambientales de la actualidad, frente a lo cual las áreas protegidas (APs) surgen como una estrategia concreta de conservación para enfrentar este problema.

Hasta el presente, la creación de áreas protegidas está a cargo principalmente de organismos públicos, sin embargo la figura de conservación en tierras privadas emerge como consecuencia de la dificultad para aumentar la superficie bajo protección estatal, conservar áreas no representadas en su sistema y de la decisión de propietarios privados.

En la provincia de Corrientes, la conservación en tierras privadas abarca alrededor de 1.863 km2, mientras que las áreas protegidas públicas totalizan 8.086 km2.

Sobre la conservación en áreas protegidas, un grupo de investigadores de la UNNE, en colaboración con investigadores de Córdoba y Santa Fe, realizó una comparación de la eficiencia de áreas protegidas privadas y públicas en la conservación de la diversidad de reptiles.

Cabe mencionar que para este estudio se tuvieron en cuenta aquellas reservas implementadas de manera efectiva.

“Evaluamos en qué medida las reservas privadas son eficientes para complementar los objetivos de conservación de las áreas protegidas públicas” explicó el Doctor Eduardo Etchepare, investigador del CONICET y del Laboratorio de Herpetología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE.

Para la estimación de áreas prioritarias de conservación (APC) y cálculo de la eficiencia de las áreas protegidas públicas y privadas, se incluyeron datos de 89 especies de reptiles obtenidos de numerosos muestreos de campo, de la revisión de distintas colecciones biológicas y de toda la bibliografía disponible sobre la distribución de estas especies.

Primero, se realizaron modelos de distribución de especies, posteriormente se identificaron las APC y se midió la eficiencia de las APs para representar esas áreas prioritarias.

De acuerdo a lo observado en el estudio, no existieron diferencias significativas en la eficiencia de protección en las APs públicas respecto de las privadas en relación áreas prioritarias/área conservadas.

“Esto demuestra que la conservación en áreas privadas en la provincia de Corrientes, posee una importancia relativa muy similar a la realizada en áreas protegidas (APs) públicas” sostiene Etchepare.

Sin embargo, agregó, no alcanza con delimitar un área y restringir el acceso para conservarla, sino que además deben cumplir algunos requisitos como un relevamiento previo, el plan de manejo, la zonificación, el plan operativo anual y el monitoreo. “Por eso estamos trabajando con muchos propietarios privados y personal del sector público para que no se creen solo reservas de “papel” que a futuro no garantizan la protección y persistencia de la biodiversidad”.

En la investigación se destaca que hay áreas prioritarias de conservación que requieren protección y que son de propiedad privada, especialmente en el norte y noreste de la provincia en las márgenes del río Paraná y Uruguay.

“Una sociedad eficaz, puede mejorar las capacidades de ambos sectores para maximizar la eficacia de los programas de conservación, principalmente por el creciente interés que muestran las ONG ambientalistas en mejorar la conservación en tierras privadas” se indica en el estudio.

*Departamento de Comunicación Institucional del Rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste


Click para ingresar