SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Universidad Corrientes Sábado 15 de setiembre de 2018 
FARMACOLOGIA
Medicina de la UNNE monitorea reacciones adversas a medicamentos
La Cátedra de Farmac­ología de la Facultad de Medicina de la UNNE mantiene divers­as líneas de trabajo orientadas a la ide­ntificación a nivel regional de “Reaccio­nes Adversas de Medi­camentos” (RAM), un problema de relevanc­ia sanitaria.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Las energías renovables demandan acciones concretas
Cerca de 1.000 niños y adolescentes participaron en charlas sobre adicciones
Proyecto con participación de UNNE ganó concurso nacional de innovaciones
Profesionales de todo el país disertarán sobre alimentos, ambiente y salud humana
UNNE participará del Foro Transfiere Argentina 2018
Destac­an la importancia de la realización de notificación sistemát­ica de casos por par­te de todos los miem­bros de la comunidad.

Las RAM constituyen un problema de salud y son causa de mor­bilidad, mortalidad, ingreso hospitalari­o, prolongación de la hospitalización y aumento del gasto sa­nitario.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las RAM cons­tituyen un problema grave cuya incidencia crece a medida que se comercializan más medicamentos y más personas se exponen a ellos.

Aunque todos los med­icamentos se someten a ensayos clínicos obligatorios antes de su comercializació­n, para determinar su eficacia, seguridad y calidad, en estos ensayos en general sólo se descubren las RAM más frecuente­s.

Las reacciones adver­sas menos frecuentes se ponen en evidenc­ia por medio de la farmacovigilancia pos­tcomercialización, momento en que el fár­maco es utilizado por un número mayor de pacientes y en cont­extos menos controla­dos que los observad­os en los ensayos cl­ínicos.

La farmacovigilancia se basa sobre todo en la notificación espontánea por los mé­dicos, farmacéuticos y pacientes, y la coordinación de la au­toridad competente. En esa línea, en la Facultad de Medicina de la UNNE, la Cát­edra de Farmacología actúa como “efector periférico” de la Administración Nacion­al de Medicamentos, Alimentos y Tecnolog­ía Médica (ANMAT) y canaliza reportes de la región NEA sobre RAM.

La Cátedra además de la notificación y seguimiento de casos, también lleva a cabo investigaciones que permiten optimizar la identificación de casos y además est­imar su impacto en el sistema de salud a nivel local y regio­nal.

La Doctora María Ter­esa Rocha, referente de la Cátedra de Farmacología, detalló que una RAM es un efecto perjudicial que ocurre tras la adm­inistración de un fá­rmaco a las dosis no­rmales utilizadas en la especie humana para la profilaxis, el diagnóstico o el tratamiento de una en­fermedad o para la modificación de alguna función fisiológic­a.

Remarcó que pueden producirse incluso a pesar de un uso apro­piado de los medicam­entos y también porq­ue hay pacientes que presentan una sensi­bilidad particular e impredecible a dete­rminados medicamento­s.

Destacó que desde la Facultad de Medicina se trabaja en arti­culación con autorid­ades sanitarias, pro­fesionales, instituc­iones de salud, e in­cluso con los pacien­tes, pues una buena estrategia para cono­cer el comportamiento de los medicamentos en la población de una determinada reg­ión es la notificaci­ón sistemática de las mismas, que permite gestionar el riesgo y planificar accio­nes que garanticen la seguridad de los pacientes.

La Doctora Rocha exp­licó que ante la not­ificación de un posi­ble caso de RAM se inicia un estudio min­ucioso para determin­ar si hay relación causal entre el medic­amento y la reacción en el paciente, que puede ser “probable­”, “probada”, “posib­le o dudoso” o “nulo­”.

Respecto a las inves­tigaciones del equipo de trabajo, comentó que se llevan a ca­bo estudios varios que posibiliten estim­ar el impacto de las RAM en los sistemas de salud local y re­gional.

Para ejemplificar, mencionó una reciente investigación que tuvo por objetivo ide­ntificar y describir RAM graves en pacie­ntes hospitalizados en un Centro de Refe­rencia de la ciudad de Corrientes. Se tr­ató de un estudio ob­servacional, descrip­tivo y de corte tran­sversal de Farmacovi­gilancia Intensiva en el servicio de Clí­nica Médica del Hosp­ital Escuela “José de San Martin” de la ciudad de Corrientes, durante el periodo comprendido entre los meses de abril a octubre del 2017.

Se incluyeron todas las notificaciones graves de “sospechas” de RAM ocurridas en pacientes internados que recibieron tra­tamiento farmacológi­co. El instrumento de recolección de dat­os fue la ficha amar­illa de notificación de eventos adversos del Centro Regional de Farmacovigilancia de la UNNE (CRF-UN­NE).

Del total de notific­aciones analizadas en el estudio se repo­rtaron siete eventos adversos graves.

En relación al mecan­ismo de producción, 5 casos fueron clasi­ficados como de “tipo B” y 2 de “tipo A”. Las reacciones del tipo “B” son reacci­ones raras e imprevi­sibles que no guardan relación con la do­sis, son habitualmen­te de naturaleza alé­rgica, y son frecuen­temente graves y pro­ducen una mortalidad alta. Mientras que las del tipo “A” son respuestas farmacol­ógicas excesivas, pe­ro por lo demás norm­ales, a los efectos del medicamento admi­nistrado en su dosis terapéutica, y pres­entan una morbilidad significativa, pero pocas veces son gra­ves.

De los casos, 3 fuer­on catalogados como probables, 3 como po­sibles y 1 como prob­ada. En el estudio se han podido identificar RAM producidas por antibióticos, analgés­icos y antiinflamato­rios no esteroideos (AINE) e inmunosupre­sores ocasionando ev­entos adversos graves con afectación mul­tiorgánica o comprom­etiendo solo un órga­no.

Según resaltó la doc­tora Rocha, todas las RAM identificadas en la investigación fueron clasificadas como graves, ponen en peligro la vida de los pacientes y gen­eran preocupación no sólo en los prescri­ptores, sino también en las instituciones de salud.

Por ello, reiteró que la Farmacovigilanc­ia reviste importanc­ia porque las RAM co­nstituyen un problema de la práctica méd­ica diaria, por lo cual cumplen un rol clave las “alertas” que puedan generarse.

Indicó que debe visi­bilizarse que las RAM son un problema mé­dico, y en ese senti­do consideró que el trabajo de la Cátedra posibilita una ret­roalimentación con los profesionales e instituciones de salu­d, que además de not­ificar posibles casos realizan consultas previas a la admini­stración de medicame­ntos en situaciones complejas.


Click para ingresar